Carlos Fuentealba

Duende Garnica

Composição de: Duende Garnica
tom: F#m
Intro: F#m D C#m E x 4

     F#m                  D                   A                    E
Que venga la historia desnuda a dormir bajo puentes donde el fueterio.
    F#m                D                   A                  E
Se mancha la tiza con sangre, la bala aceitada, los sueños heridos.
    Bm                                                           Asus2/E
Que alguien me diga esta hora, las dos de la tarde, las sietes y pico
  Bm                                                      Asus2/E
Maestro de algún loncomeo de bajo salario, de plomo prohibido,

D                   A              E   D              A                   E
  Si un hombre que cae es un argentino,  llenito de sueños en un show represivo


        F#m                  D
Que el cumpa que caiga de espaldas
                 A                       E
no lo lleve el tiempo, ni lo cubra el olvido.
  F#m                    D                   A                       E
Matar a un maestro es talar las raíces, las ramas, los changos, el fruto.
     Bm                                                            Asus2/E
Golpiemos cultrunes de fuego, perversa es la carga, los brazos vencidos.
    Bm                                                      Asus2/E
El aula vacía, el pupitre llora la ausencia de quien ha partido,

D                A                 E   D                A                 E
  B  salir A A  ruta parece un castigo,  si salir a la ruta parece un castigo.


F#m           C#m F#m         C#m
     Que seas vos,   que sea aquí,
   D                  A                 E
aquí en este patio celeste besando tu grito
F#m              C#m  F#m          C#m
    Si que seas vos,  si que sea aquí,
   D                      A                    E
aquí donde el vino en la mesa se tuerce en quejidos.

Inter = Intro

Los hombres blasfeman y mienten, no saben de rancho de lloro y mendigo.
El pueblo camina y reclama, hasta que la muerte lo deje en su sitio.
Abona la tierra que cae parado bandera, trayendo el suplicio.
Ni jueces, ni guita ni premios, ningún Martin Fierro, de cobre esparcido.
Página 1 / 1

Letras e título
Acordes e artista

resetar configurações
OK